lunes, 20 de septiembre de 2010

Gracias al huacho de Francisco.

Después que se fue Francisco me tomé tres vodka tónica sentada en la terraza, pensando con la cabeza fría. Claro, me deja este departamento, pero ¿por cuánto tiempo? Primero, está a nombre de él, ya que nos casamos con separación de bienes, por lo tanto no me toca ningún pedazo. Segundo, me puse a sacar cuentas: si me voy a vivir a uno de mis departamentos, con el arriendo del otro no me alcanza para vivir como acostumbro.


Llamé a mi mamá para contarle la noticia; necesitaba sus consejos.


- Hija, lo que debes hacer es lo siguiente: perdonas a Francisco, él vuelve a la casa contigo y, una vez que nazca el huacho, le hacen el ADN. Si llega a ser de él, le pasan plata mensualmente y asunto arreglado. Incluso le puede regalar un departamentito, de esos baratos, para que la rota esa críe al niño. Y por supuesto, te embarazas lo antes posible.
- Olvídalo mamá. Esta nueva infidelidad de Francisco ya la sabía, y este asunto del embarazo me da lo mismo. Si lo único que me preocupa es el cómo viviré.
- Nada de eso. No te quiero ver de nuevo viviendo como soltera. Perdonas a Francisco y asunto arreglado. Pídele el departamento a tu nombre, un refugio en la nieve. ¿Te acuerdas de la Loreto Smith? Le pasó lo mismo que tú, aunque peor, porque el Tito la engañó con la empleada, te mueres lo que fue eso. Y ahora es una viuda con mucho dinero gracias a las propiedades que tiene.
- Quiero tener el mismo dinero pero joven, mamá. Además que no quiero estar más con Francisco.
- Si tienes un amante y estás pensando en vivir con él, ni lo sueñes. Vuelves con Francisco y punto. Ya pasé bastante verguenza justificándote cuando viviste sola. ¿Qué quieres que diga ahora, que tu marido embarazó a su amante y que tú estás viviendo quizás con quien?


A los pocos minutos me despedí de ella, dejándole en claro que no le haré caso.


Me puse a revisar mi agenda telefónica, necesitaba hablar con alguien que me diera un buen consejo. Entonces me acordé de una clienta de la tienda, una abogada con pésimo gusto para vestirse, pero gracias a mi ayuda la convertí en una mujer elegantísima. Y gracias a ella ya sé que hacer: tengo que hablar con Francisco y decirle que tiene dos opciones: llegar a un acuerdo económico y divorciarnos de mutuo acuerdo en forma expedita, o pasar verguenza en tribunales, porque le pido la compensación económica por los años de casados, probando la infidelidad.


Fue como un bálsamo escucharla, porque así solucionaba mi vida: me quedo con este departamento y vivo de los arriendos de los otros dos. O arriendo este (para qué quiero tanto espacio para mí) y me voy a vivir al más pequeño. Y todo gracias al hijo de Francisco con la pobretona.


Feliz como estaba, llamé a Javier. Y él me dio una mejor noticia: que estas Fiestas Patrias no tocará en ninguna parte (la gente sólo escucha cumbias, me explicó) y que nos podríamos escapar a las cabañas de un amigo, en Las Cruces. Le dije que sí porque estoy segura que en ese lugar jamás encontraré a nadie de mi círculo. Y si me preguntan dónde andaba, diré que me deprimí tanto con la infidelidad de Francisco que me encerré en mi casa todos estos días.

Y todo gracias al huacho de Francisco.

7 comentarios:

Voy y vuelvo dijo...

jajaja

resulta que ahora tengo un amigo que es igualito a esta hueona. que cosas, no?

Xiao Mei dijo...

y de donde saco a esa abogada esta mina????? porque estamos en Chile y hasta donde yo sabia las compensaciones son solo para las mujeres que se postergaron laboralmente en beneficio de los hijos ¡y esta mina nunca quiso hijos! Pucha no se que va a ser de ella, pero es como un gato así que creo que va a caer de pie de todas maneras.

Saludos desde Valparaiso.

Sandra dijo...

Las Cruces???.. Buaaaaa!!!.. Extraño Las Cruces...

Leslie Miranda dijo...

me huele a final

SRTA TEMPLARIA dijo...

Ahora depende de Francisco, como siempre jejeje

bellota_b dijo...

Esta se va a quedar sin pan ni pedazo.

Uta' la playa...que llegue luego el verano nomás :D

catherine dijo...

no ha habido actualización...siempre te leo pero solo me reia en silencio de las historia de esta loca pero nunca te había escrito...todo bien? me extraña que no haya habido una nueva a aventura de esta mina un día lunes...ojalá esté todo bien, saludos!.