lunes, 13 de septiembre de 2010

Francisco se decidió.

Venía llegando de almorzar con la Lena. El vino me había dado sueño y lo único que quería era acostarme a dormir una siesta. Pero apenas entré al departamento me recibió la nany con cara rara: la están esperando, me dijo. Fui a la terraza y veo a la promotora pobretona ponerse de pie.

- ¿Qué haces en mi casa?
- Tengo que hablar contigo algo muy importante.
- No tengo tiempo. Ahora por favor te pediría que te fueras.

Pero en vez de irse, abrió un sobre y me pasó un papel.

- ¿Qué es esto?
- Leélo.
- No tengo tiempo ni ganas.
- Es una muestra de sangre que indica que estoy embarazada.
- ¿Y eso que tiene que ver conmigo?
- Que es de Francisco, tu marido.
- No mi linda, esto indica que estás embarazada. De quien, eso es otro tema.
- Francisco está feliz. Pero no creo que te hayas dado cuenta, si ni te preocupas por él.
- Cuida tu boca niñita. Conozco a las de tu clase, obviamente que el próximo paso era el embarazo para amarrar a un hombre distinguido y con dinero, como mi marido.
- No necesito de su plata. Trabajo, y todo lo que tengo lo he conseguido gracias a mi esfuerzo.
- Me da lo mismo tu vida. Ahora por favor ándate.
- Francisco viene en camino. Te va a dejar y se va a vivir conmigo.
- ¿En serio? Mira tú. Ahora por favor ándate.
- Voy a esperar a Francisco acá.
- Te vas en este minuto, sino te juro que llamo a los carabineros.

Mientras la veo salir llamo a Francisco, quién no me contesta. Hablo a su oficina y la secretaria me dice que no está. Desde el balcón diviso su auto entrando al estacionamiento, mientras la promotora pobretona lo saluda y entra con él. Lo voy a esperar a la entrada. Obvio que con la puerta cerrada, no pienso hacerle un escándalo.

El muy fresco hizo pasar primero a la promotora pobretona. Lo paré en seco.

- Ella se queda afuera. Y fuera del edificio también.

La pobretona me hizo caso, obvio que por conveniencia, para que Francisco crea que es sumisa y buena. Antes de entrar al ascensor le dijo: te espero en la casa. Mi maridito le dijo que sí con la cabeza.

- Asi es que tienes otra casa aparte de esta. ¿Y qué es eso que la pobretona está embarazada de ti?
- Es verdad. Voy a ser papá. Lo que te vengo pidiendo desde que nos casamos.
- Te acordaste que somos matrimonio.
- No seas irónica, sabes que hace tiempo que no estamos bien.
- ¿Te digo de cuando? Desde que me engañaste con la rota esa teñida. Y te perdoné, me tragué mi orgullo y pensé que podía volver a confiar en ti. Y de nuevo me equivoqué.
- La culpa es mía. Debimos conocernos más antes de casarnos, y me hubiera gustado que me dijeras desde el principio que no querías ser madre.
- Qué pésima excusa para tus infidelidades.
- No son excusas.
- ¿Y desde cuándo que me engañas con tu nueva conquista? Porque si está embarazada de ti, algún tiempo deben llevar juntos.
- Desde junio.
- ¿Y nació como una calentura y después te enamoraste? ¿O acaso le crees que tú eres el padre de esa guagua que espera? Porque te digo de inmediato que las pobretonas como ellas así actúan: se embarazan para amarrarte. Si ya la veo viviendo aquí, feliz de la vida.
- Te dejo este departamento. Me voy a vivir con ella. La verdad es que hace unas semanas te lo quería decir, pero no me atrevía.
- Siempre has sido un cobarde, Francisco.
- Es verdad, te lo concedo. Pero ahora es mi oportunidad de hacer lo que sí quiero en la vida: tener una familia.

Le pegué una cachetada con todas mis fuerzas. ¿Qué se cree el muy estúpido? ¿Dejarme él a mi? ¿Y por esa promotora pobretona?

6 comentarios:

Voy y vuelvo dijo...

jajaja muy de teleserie mexicana el fin del episodio, pero igual interesante

Sandra dijo...

Fuerte lo de ella!!

Sandra dijo...

En cuánto puedas, bueno dentro de un rato, que ahora estoy de reparto ajajaj, pásate a por un premio.

Xiao Mei dijo...

ahora se puede ir con Javier, le dice que dejo a su marido jajajajajaj pero con lo tonta que es esta mina apuesto a que algo va a hacer para que el otro tipo la deje también.


Saludos desde Valparaiso

Leslie Miranda dijo...

GUAJÁ, te dejaron por agilá! Ahora te quiero ver cabrita, aer, quién te va a manteners?

bellota_b dijo...

Todos los maridos infieles tendrán esa facilidad para dejar a sus mujeres o es solo a esta perna ?:D