lunes, 3 de mayo de 2010

Trabajando.

Desde el miércoles estoy "trabajando", gracias a Francisco y sus ideas de la vida después del terremoto.

Resulta que mi maridito se asoció con James, el marido de la Alison, y compraron los derechos de las mejores marcas de ropa para poner una tienda, obvio que en el sector más top de la ciudad. Una franquicia, me parece que es el término adecuado. Todo esto Francisco me lo había contado, pero muy pocas veces le pongo atención, sólo le digo que sí, que bueno mi amor, para que crea que me interesan sus conversaciones. La Lena me reta cuando le cuento mi técnica, pero no hay nada más aburrido que mi marido y el trabajo.

Lo bueno es que soy la jefa. Y tengo cuatro niñas a cargo. Todavía no me sé sus nombres, pero ya habrá tiempo para esas menudencias.

Igual me he entretenido estos días que trabajé: miré la ropa, las carteras, los zapatos, la bisutería, me visitó la Lena, almorzé con la Alison (que se niega a trabajar conmigo) y atendí a algunas clientas que entraron, muchas conocidas. Bueno, más que atenderlas las recibo a la entrada, les cuento más o menos lo que se está usando, y si veo que es gorda, le digo que en esta tienda no tenemos de su talla. Nada peor que una mujer con sobrepeso tratando de usar ropa de delgada.

Claro que ya tuvimos nuestra primera discusión con Francisco, porque según él debo yo abrir y cerrar la tienda, ver lo que se vende diariamente, que las boletas las hagan en forma correcta, que debo almorzar en media hora como máximo... No entiendo para qué soy la jefa si tengo que hacer tantas cosas, para eso están los empleados. Obvio que no le hice caso, además que la tienda lleva cerca de tres semanas abierta - en "marcha blanca" como le dicen - y la niña que está a cargo de todas esas tonteras tiene bastante experiencia, porque algo le pregunté.

Lo más entretenido de todo es que viene la inauguración. Le dije a una de las niñas que cotizara este tipo de servicio, porque ni loca me hago cargo, por algo soy jefa. Tengo algunas ideas, porque si soy la cara visible, todo tiene que ser del mejor gusto. Lo más divertido que el viernes tengo una "reunión" con mi marido y James, para ponernos de acuerdo en cómo lo haremos. Estoy tratando de obligar a la Alison que participe, porque estoy segura que sería mucho más entretenido si trabajamos juntas en la tienda.

Y eso que todavía no le digo a Francisco que necesito un nuevo guardarropa.

2 comentarios:

bellota_b dijo...

Esta tiene pal' año q le pidan...uta' y yo que quiero trabajar y soy seca como vedndora :D.Claro que mi negocio parecia persa al lado de ella .Me tinca q anda en ALONSO DE CÓRDOVA, LA MUY ESTIRADA.

Espero la inauguración sea con cánapes de paté por cabrona :D

Sabina Atalaski dijo...

guajaja... ahhh, ya sé! Te inspiraste en mi pa imaginarte de jefa a esta weona! jajajaja

Pta que me río con esta sacowea! jaja