lunes, 18 de mayo de 2009

Las noticias de Juan Antonio

Juan Antonio me saludó caballero como siempre, me dijo que estaba igual de linda y que me agradecía mucho que hubiese aceptado conversar con él. Me intrigó su tono tan comedido, ahora que lo recuerdo, y me pedí el mismo té que él estaba tomando, de pura nerviosa.

Me empezó a hablar de las coincidencias de la vida, que la Lena fuera su alumna y además amiga mía, que sus clases eran muy exitosas, que su nueva religión (esa china o japonesa) le ayudaban mucho en ser feliz. Mientras tanto yo pensaba ¿Y para esto quería conversar conmigo? Por eso, después de escucharlo un rato más, le pregunté:

- Te estás dando muchas vueltas, Juan Antonio. ¿Qué es lo que me quieres decir?
- Se nota que me conoces – me quedó mirando un rato-. Sabes que me cuesta decir las cosas de sopetón.
- Por eso mismo. Como estamos en confianza, puedes decirme lo que sea.
- Me caso. Con Nanako.
- ¿Nanako?
- Así se llama mi novia. Es japonesa.
- ¿Y cuándo se casan?
- En septiembre, idealmente.
- Te felicito. Espero que seas muy feliz – Me salió con rabia, estoy casi segura -. Lo que no entiendo es porqué me lo cuentas.
- Por respeto a lo que tuvimos en el pasado, por el papel importante que tuviste en mi vida.
- Tú lo dijiste: es pasado. Ahora tienes un lindo futuro con… ¿Cómo es que se llama?
- Nanako.
- Si eso es todo lo que tienes que decirme, me voy -. Intenté ponerme de pie pero Juan Antonio me tomó del brazo.
- No te vayas. Es que necesito cerrar este círculo contigo, de una vez por todas.
- ¿De qué me estás hablando, Juan Antonio? ¿Qué círculo? Tú ahora tienes una nueva vida, yo sigo con marido, y eso es todo.
- Es que necesito saber que de verdad me estás felicitando, que de verdad nos podremos encontrar en la calle y saludarnos como buenos amigos, o incluso serlo en facebook.
- Pero obvio que te felicito de verdad. Te mereces ser tan feliz como yo lo soy con Francisco.
- ¿De verdad eres feliz con él?
- ¿Y tú de verdad eres feliz con … Nakako?
- Nanako es su nombre. Y sí, he encontrado la paz con ella.
- Yo pensé que me ibas a decir “encontré el amor con ella”, pero veo que has cambiado – Me miró de nuevo un rato -. ¿Y ella, sabes que te juntaste conmigo?
- No, porque ella no pertenece a esta parte de mi vida.
- ¿Y con cuántas ex más te has juntado para contarles?
- Sólo con una: la que rompió mi corazón.

En ese momento sonó mi celular, cosa que agradecí por un lado (¿qué le podía responder a Juan Antonio?) aunque lamentablemente era Francisco, y no me quedó otra que contestarle. Había pasado recién por fuera del café en el auto y quería saber con quien estaba. Le respondí que estaba con la Lena (que andaba en ese momento en el baño) y un amigo en común que tenemos, que en la casa le contaba más detalles.

- Me tengo que ir – Le mentí a Juan Antonio.
- Pero todavía no terminamos de conversar, y recién llegaste.
- De verdad me tengo que ir. Francisco me está esperando.
- ¿Podemos continuar otro día?
- No le veo la utilidad.

Nos pusimos de pie, y me besó en la boca.

Ni recuerdo cómo llegué a mi casa.

7 comentarios:

celeste dijo...

pucha que me toco esta parte de la historia...

TIA K dijo...

Y la pobre loca pensando que le pediría que se fuera con el. ahhh que le pasa por la cabeza cuando se junta con el tipo ese, me gustaría saber que espera de el .

Laura Virtual dijo...

Wuajaajaja... tenia que ser un mino tan weon como ella, jaja

SRTA TEMPLARIA dijo...

Oye q son pesá no ven que la tipa hueca tiene corazón XD

En todo caso yo apostaba porq le diría q sería padre de un Nanakousito

ABRAZO
PAU

SRTA TEMPLARIA dijo...

Oye q son pesá no ven que la tipa hueca tiene corazón XD

En todo caso yo apostaba porq le diría q sería padre de un Nanakousito

ABRAZO
PAU

Sabina Atalaski dijo...

Chaaaaa... esta agilá tiene peor suerte que yo poh!

En todo caso, de más que se pega una última despedida con JA antes del casorio.

PS: Igual harto agilao el JA, pa que negarlo, guajajaja

Sandra dijo...

Ufff!!! Que demostración de maduréz de parte de de ella, me sorprendió, y que imbécil él!!!

Igual me imaginé si algo asi me sucediera... ¿qué haría? ...