lunes, 12 de julio de 2010

Cena sorpresa.

El miércoles pasado estaba con ganas de meterme al jacuzzi por unas cuantas horas, con una rica copa de vino y la música que escucho para relajarme. Juan Antonio me tenía aburrida de tanto mensaje, y de Javier ni luces. Francisco lleno de trabajo y reuniones, y hasta tenía otro viaje luego.


Pero cuando al entré al departamento y ví a la nany con el delantal para las visitas y yo sin saber nada, me pareció extrañísimo. Entré al dormitorio y vi a Francisco canturreando, vestido sport, perfumándose. ¿Se te olvidó avisarme que tenemos invitados? No te quería molestar, por eso lo organicé todo solito, me respondió con un beso en la mejilla, entregándome un lindo paquete con las iniciales de mi tienda favorita: Te compré ropa para que te veas espléndida.


Francisco me conoce. Sabe que si me regala ropa se me pasa el enojo. Me di una ducha rápida, me puse el vestido maravilloso y mientras me ponía unos aros discretos le pregunté quien venía a cenar. James, Alison y nuestros queridos músicos con sus novias. Somos ocho. Pero no te preocupes, tengo todo listo.

Me quedé sin habla durante un minuto. ¿La mapuchita en mi casa? ¿Y a la Alison no le importa que Gabriel venga con su pareja? No podía ser. Llamé a la Alison, pero de alguna manera me dijo que estaba con James y que no podía hablar.

Le pedí un vodka tónica a la nany y me lo tomé en el dormitorio. No podía soportar la idea que la mapuchita entrara con Javier de la mano, riéndose y comiendo en mi casa. Ya me las vería con Francisco. Prendí la televisión y me entretuve un rato haciendo zaping.

- Oye, ¿qué haces aquí sola? Te mueres lo estupendo que se ve Javier, claro que Gabriel es mucho más rico.
- ¿No te importa que haya venido con su pareja?
- ¿Con su pareja?
- Eso me dijo Francisco, que Gabriel y Javier venían a comer con sus novias.
- Amiga mía, eres harto despistada.
- No te entiendo, Alison. Habla claro.
- Respóndeme primero: ¿Francisco te hizo hartos regalos luego que volvió de su viaje?
- Sí, pero todavía no te entiendo.
- Y te apuesto que te ha hecho más regalos que lo habitual y que ya tiene agendado un nuevo viaje.
- Claro, con James.
- ¡Están haciendo lo mismo que nosotras! James es el chivo expiatorio de Francisco, y viceversa.
- Puede ser, pero qué tiene que ver con Gabriel y Javier. Te juro Alison que no entiendo nada.
- Es bien ridículo la verdad, pero es una tontera que se le ocurrió a Francisco, de puro caliente. ¿Es caliente contigo también?
- Alison, sabes que me carga que hables así. Y de qué tontera me hablas.
- Francisco, que se jura amigo de Javier, le pidió un favor: que haga pasar a su amante por su pareja, y así él puede salir tranquilo con ella. Y con la amante de James, lo mismo.
- ¿Qué me estás diciendo?
- Eso. Que la supuesta "pareja" de Gabriel es la amante de James y...
- ¡Francisco trajo a su amante a mi casa! ¿Eso me estás diciendo? ¿Y que Javier se prestó para el juegito? Voy de inmediato a parar esta farsa.
- ¿Estás loca? Es lo mejor que nos pudo pasar.
- ¿Lo mejor? ¿No te importa que James ande con otra?
- No me importa mucho, porque me parece que me estoy enamorando de Gabriel. He pensado hasta en dejarlo, mira que estoy tonta.
- Bueno, a mi si me importa, y harto. Sobre todo que Gabriel se prestó para la tontera.
- Quizás quiere verte.
- Cosa que vaya a la tienda y me encuentra. ¿Y quién es la rota que anda con mi marido?
- Una promotora, parece que estuvo en la inauguración de la tienda.
- Ya sé cuál es. Ya verás como la expulso de mi casa.
- Pero pucha, no lo hagas. Piensa un poco: si James y Francisco anda empotados con un par de cabritas que no tienen plata, mejor para nosotras.
- Mejor para ti será, porque yo estoy sola.
- Es que tu problema es que no entiendes a los hombres. Si Gabriel de pronto se acuesta con la Marlene, es porque ella se ofrece.
- No me hables de la mapuchita esa.
- Deberías darle una oportunidad a Gabriel, aprovecharte de Francisco y después haces como que lo pillaste y le pides que te cambie el auto, o que te pague un viaje y nos vamos unas semanas gracias al cargo de conciencia de nuestros maridos.

5 comentarios:

Sandra dijo...

JAJAJAJAJAJ!!! Esa Alison se las trae!!!!

celeste dijo...

Na de raro que terminen los 8 juntos y bien regueltos!!

Voy y vuelvo dijo...

no se quien es mas hueon(a) y quien mas maraco(a)

Atrapada dijo...

Y va a quedar la caga!!!!!!

bellota_b dijo...

ohhh uta' q son sangre fía para planear el cambio de auto o un viajecito ,y pensar que las rotas nos agarramos de las mechas nomás :D