lunes, 19 de octubre de 2009

Mejor que nunca.

Sé que dije que no dejaría de escribir en mi pc rosado, porque me serviría para releerme y darme cuenta de mis errores, si es que los hay.

Sin embargo, no pude hacerlo. Me han pasado cosas desastrosas este último tiempo, cosas de rotería última, que hasta me da vergüenza escribirlas.

Para empezar: Francisco y sus mentiras. Acepté ir a terapia de pareja, donde lo vi arrepentido y ojeroso. Según él todo el cuento con la rota fue simplemente sexual, que se había alejado de mí porque muchas veces yo era fría y no veía en mí ganas de ser madre. Puras tonteras. Lo peor de todo fue que juró frente a la terapeuta que no seguía viendo a la rota teñida esa, que sólo quería volver conmigo y ser felices. Y gracias al detective y su informe cada dos días, pude darme cuenta que sí estaba con la rota, que la esperaba afuera de su trabajo y que muchas veces la iba a dejar, en esas comunas periféricas en que las casas valen lo mismo que mi jeep, que muchísimas veces se quedaban en el hotel, porque claro, Francisco sabe que jamás lo buscaré, entonces el muy fresco se paseaba por donde quería con la rota teñida de rubia.

Lo peor no fue eso, porque yo, la tonta bondadosa y comprensiva, pensaba volver con él, hacerlo sufrir un poco, que me hiciera mejores regalos (como el mismo jeep pero del año, hasta lo tenía visto en un rojo maravilloso), pero cuando vi las fotos, ellos juntos tan felices, hice algo que hasta el día de hoy me pone roja de vergüenza cada vez que me acuerdo: enfrenté a la rota esa. Pero no me quiero acordar.

Para que hablar de Juan Antonio. En vista y considerando que no le pensaba contestar el teléfono, me envió varios mensajes de texto, invitándome a distintas partes, que la china fea llegaría luego, que aprovecháramos. ¿Aprovechar qué, me pregunto yo? ¿Acaso esa es una invitación digna para una mujer de mi tipo? Me dieron ganas de pegarle por la falta de respeto. Y para rematarla, me envió un parte de su matrimonio. Último. Por supuesto lo eliminé de amigo y borré todos sus números telefónicos y cualquier cosa que me lo recordara.

Ahora escribo en mi nueva terraza de mi nuevo departamento. Llegué a un excelente acuerdo monetario con Francisco, y me pude independizar. La Lena me ayudó a tomar la decisión, porque tiene toda la razón: como todo el mundo se enteró de la rotería de Francisco con la teñida esa (gracias a la envidiosa de la Cota García), una forma de decir que estoy mil veces mejor sola que mal acompañada es haberme comprado este departamento en el mejor barrio, verme más regia que nunca, ir de compras, sonreír y aceptar mi nueva vida. Hasta estoy pensando en ir al matrimonio de Juan Antonio con la china horrenda.

11 comentarios:

Laura Virtual dijo...

Wuajajaja

celeste dijo...

Asi de regiaa...

Yegua Viciosa dijo...

chaa, se saco la loteria gracias a la rota.

que vaya al matrimonio....!!!!!

Leslie Miranda dijo...

Jajaja, puta la mina agilá oh, la media oportunidá tiene que puro aprovechar.

Olivia dijo...

Que weno ver que volvió el blog!

Concuerdo con yegua viciosa, tiene que puro ir al matrimonio!

A todo esto ojala todas las divorciadas quedaramos asi de aperadas...yo me separé y no me toco nada!

Olivia dijo...

Que weno ver que volvió el blog!

Concuerdo con yegua viciosa, tiene que puro ir al matrimonio!

A todo esto ojala todas las divorciadas quedaramos asi de aperadas...yo me separé y no me toco nada!

bellota_b dijo...

Rota y teñida!no faltan(cri-cri).
Creo...no estoy segura,pero con este post algo puedo adentrarme en las historias,ya que pedía el hilo conductor de la misma.

Me gustaaaaaaaaaaaa!

PD:¿rojo un jeep?,eso si es ser picante :D

bellota_b dijo...

era perdìa....:D

Sandra dijo...

Que vaya al matrimonio de lo mas regia en su nuevo jeep !!! pa que le saque pica al juan antonio ese jijijij

Buen negocio el de ella en todo caso...

Claudeia dijo...

Me encanta la moral de la mina esta: ella caga al marido como quiere, pero si el se lo hace a ella, le llegan las penas del infierno!

Me entretuve ene leyendo la historia desde el principio. Yo sabia que no tenia que hacerlo, porque iba a quedar DEMASIADO METIDA!!!!!

Abrazos.

Sabina Atalaski dijo...

guajajaja... me cagué de la risa.

Igual que todas, quiero que vaya al matricidio haciéndose la maraca ofendida.